Cómo limpiar la mi vitrocerámica – Europa Stocks

 

Las vitrocerámicas requieren de una limpieza especial, ya que debemos evitar que se dañe la superficie que cubre las placas e intentar que adquieran mal aspecto.

Para eso existen productos específicos que garantizarán una limpieza eficaz y segura.

Utiliza siempre limpiadores específicos para vitrocerámicas, ya que están fabricados especialmente para no dañar la superficie de las placas. Podrás encontrarlos en tu supermercado o tienda habitual.

Te recomendamos utilizar un trapo o paño en lugar de una esponja, ya que esta absorbe demasiado líquido limpiador y podría dejar restos en la vitrocerámica.

Existen también cuchillas especiales para la limpieza de este tipo de cocinas, con las que podremos quitar de la superficie aquellos restos de comida que hayan quedado incrustados o requemados, sin rayar la vitrocerámica.

Asimismo, será muy útil que cuando te caiga algo encima del cristal vitrocerámica, lo retires al instante (¡sin quemarte, claro!) para que no se adhiera y resulte más difícil de quitar.

Deberás utilizar también sartenes, ollas, cazos… específicos para vitrocerámicas, asegurándote también de que estén totalmente limpios para no dañar ni ensuciar las placas.

Limpia tu vitrocerámica a diario y después de cocinar, para evitar así que la suciedad quede incrustada y, a la vez, cocinar en las máximas condiciones higiénicas.

Las vitroceramicás a mejores precios en Europa Stocks.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email