Remedios caseros para humidificar una habitación – Europa Stocks

¿Necesitas crear un ambiente en tu casa con más humedad y no sabes cómo hacerlo? Existen diversas formas de aumentar el contenido de humedad de una habitación sin tener que comprar necesariamente un humidificador. Aunque estos aparatos no son caros, tendrás que considerar el aumento de la factura de la luz y el espacio que ocupa. 

El aire seco es un verdadero problema para la salud, ya que puede provocar mucosas secas, piel seca y labios agrietados, además de dar muchos problemas de insomnio. Si deseas hacer que tu habitación sea más húmeda, toma nota de los siguientes trucos.

En primer lugar, hazte con una pecera o algún tanque que puedas llenar de agua y ponlo en una esquina de la habitación. Debe estar abierto a medias para que su humedad se impregne en el aire de la habitación. 

Otra manera natural de aumentar la humedad en el interior de una habitación es colocando plantas. Esto tiene una explicación muy sencilla, y es que las plantas elevan el nivel de humedad del aire en un proceso natural llamado transpiración.

Cada vez que las riegas, el agua se desplaza desde las raíces hasta los poros del interior de las hojas. Y son estos poros los que liberan humedad y dejan un ambiente mucho menos seco. Elige alguna planta que te guste, haz que decore tu estancia y olvídate de la sequedad.

El siguiente método para humidificar tu habitación es colocando un recipiente con agua bien próximo a una fuente de calor. Si tienes un radiador cerca, pon el cazo encima y a medida que el agua se caliente, se evaporará, y verás cómo la humedad aumenta. Si no tuvieras un radiador, puedes poner el agua cerca de cualquier fuente que aporte calor, pero siempre teniendo cuidado de que esta no sea eléctrica. Aunque no sea igual de potente, el principio resultante es el mismo.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email